Pros y contras de encimeras de mármol

Hay pocas cosas que puede haber hecho que le den más sabor a su cocina, baño o negocio que instalar encimeras de piedra natural. Una de las opciones de piedra más populares es el mármol, debido a su brillo y aspecto. La elegancia y belleza del mármol añade calidad a cualquier hogar o negocio.

El mármol se usa principalmente en tocadores de baño, bordes de chimeneas y baldosas de piedra. Es capaz de soportar altas temperaturas y da a los ambientes un aspecto limpio, puro y elegante. Sin embargo, con todos estos beneficios, todavía hay algunas desventajas de instalar encimeras de mármol. Es una gran piedra para tener instalada en ciertas aplicaciones, pero podría no funcionar tan bien en otras.

El granito es una piedra mucho más duradera, por lo que es la opción preferida para la fabricación. Es más probable que el mármol se rompa o se astille en comparación con el granito, y los accidentes habituales en la cocina (vasos caídos, bebidas derramadas, etc.) tienen más probabilidades de tener un efecto estético que en las encimeras de granito. Las encimeras de alabastro son más propensas a mancharse que las de pizarra.

Para algunos, sin embargo, estos podrían ser beneficios. A algunos les gusta ver un poco de desgaste en sus encimeras u otros accesorios, comparándolo con una prenda desgastada. Otros juran que el mármol es como un buen vino, solo mejora con el tiempo, argumentando que la pátina agrega cierta elegancia al accesorio.

Otro beneficio del mármol es que es resistente al agua. A diferencia de otras piedras, su alabastro no sufrirá daños por agua. Sin embargo, el mármol es una de esas piedras que debes sellar profesionalmente. Esto evitará daños que podrían acortar la vida útil del espacio de la encimera, pero es posible que sea necesario volver a sellar periódicamente según el fabricante.

Deja una respuesta

Next post Consejos al diseñar una nueva isla de cocina