Durómetro – Una visión general

Un durómetro, tal y como su propio nombre indica, es un aparato que sirve para determinar el nivel de dureza de un material.

La dureza de los materiales se define como la resistencia a la penetración permanente bajo alguna carga, que puede ser estática o dinámica.

La resistencia de los materiales se puede ver disminuida debido a deformaciones causadas por fuerzas externas, tales como rayados, abrasiones, perforaciones u otros daños.

Este instrumento de medición es especialmente útil para conocer la resistencia de diversos materiales, sobre todo en relación con los materiales metálicos.

 Funcionamiento de un durómetro

Su funcionamiento se basa principalmente en proferir una carga al material a medir con un objeto punzante. El durómetro ejerce fuerza sobre el material a medir, perforándolo con un elemento penetrador.

Dependiendo de la profundidad de dicha perforación, se puede obtener la medida de dureza.

La dureza tiene diferentes rangos y escalas, por lo que se debe variar la punta empleada para la medición, dependiendo del material que se esté analizando. Por ejemplo, el acero tiene una gran resistencia mecánica, por lo que se deberá utilizar una punta más resistente para comprobar su dureza.

Tipos de durómetros

Existen tres tipos principales de durómetros: Shore, Rockwell y Brinell.

Durómetro Shore:

Este durómetro es un modelo estándar para medir principalmente la dureza de la goma. Está compuesto por un dispositivo de medición con cabezal y reloj. Su método de medición consiste en generar una indentación o profundidad en el material, con una fuerza que está estandarizada gracias a un penetrador.

 Durómetro Rockwell:

Es uno de los tipos de durómetros más utilizados por su facilidad de manipulación. Además, es el más universal porque utiliza dos penetradores distintos para medir la dureza de los materiales. Puede utilizarse para medir muestras cilíndricas, esféricas o cónicas, además de ser menos sensible a las posibles imperfecciones de la muestra. Sin embargo, para algunos materiales, como el acero no tratado, puede que este método por sí solo no sea suficiente.

 Durómetro Brinell:

Es el durómetro más utilizado en el sector industrial. Está destinado a materiales de baja dureza. Su método de uso consiste en aplicar una fuerza con un penetrador que es una bola de acero. Después, se mide el diámetro de la huella resultante mediante un microscopio o una lupa de medición. En función del diámetro obtenido y sus dimensiones, se puede determinar cuál es la dureza del material estudiado.

Deja una respuesta

Previous post Plantas de jardín de hierbas. Una forma rápida de comenzar tu jardín